Alcohol isopropílico, el alcohol de limpieza ideal

El Alcohol Isopropílico es un disolvente de rápida evaporación que no deja ni impurezas ni residuos. Es un producto ideal para la limpieza de dispositivos electrónicos, placas base, clavijas, cabezales, DVDs, lentes y objetivos de cámaras de fotos, cristales, piezas mecánicas, etc. Además también se puede utilizar como quitamanchas en la mayoría de los tejidos.

¡Si te interesa saber más, quédate y descúbrelo todo sobre el Alcohol Isopropílico!

1. ¿Qué es el alcohol isopropílico?

El alcohol isopropílico (también llamado isopropanol o Propan-2-ol) es un isómero del alcohol propílico y se obtiene de la oxidación de este con ácido sulfúrico cuya fórmula química es C3H80.

Hablamos de un alcohol transparente, inflamable, con un olor muy intenso. Además es fácilmente soluble con agua y de rápida evaporación, convirtiéndolo esto último en el alcohol de limpieza ideal.

2. ¿Para qué sirve el alcohol isopropílico? Usos más comunes

El alcohol isopropílico se utiliza como disolvente de limpieza, en procesos industriales, usos sanitarios y aditivo de combustibles.

Su función principal es la de disolvente, y esto se debe a que es un potente diluyente además de ser menos tóxico que otras alternativas. Esto unido a su rápida evaporación aumenta su efectividad como disolvente para grasas, aceites y manchas tanto en tejidos como en dispositivos electrónicos, elementos ópticos o maquinarias.

3. Alcohol isopropílico en informática y electrónica

Gracias a su alta capacidad limpiadora de suciedad, su rápida evaporación y, sobre todo, por no dejar restos al evaporarse, es el disolvente por excelencia utilizado para la limpieza de componentes electrónicos, ópticos, magnéticos y componentes informáticos como placas base, impresoras 3D y contactos en general.

alcohol isopropilico electronica

La razón principal por la cual se utiliza este tipo de alcohol es porque al ser tan volátil evita dañar componentes y garantiza una limpieza sin rastros, restos ni residuos.

Así que si quieres limpiar los componentes electrónicos de tu PC, la pantalla de tu móvil o el cristal de tu cámara de fotos, no te lo pienses más. Lo único que necesitas es un poco de Alcohol isopropílico.

4. Alcohol isopropílico, desinfectante y antiséptico

El isopropanol concentrado y en su estado más puro cuenta con propiedades desinfectantes frente a determinados tipos de virus y gérmenes. Además se puede utilizar contra varios tipos de plagas y bacterias.

Aunque no es común, puede ser utilizado para esterilizar y desinfectar completamente cualquier tipo de objeto por medio de la inmersión. Por este motivo el alcohol isopropílico es utilizado en el ámbito sanitario, así como en el mundo del tatuaje y el piercing.

Es importante señalar que el alcohol isopropílico es, al igual que el alcohol de 96º, un eficaz desinfectante, pero su uso prolongado acaba por resecar la piel.

Por lo que para una correcta desinfección se recomienda disolver el alcohol isopropílico con agua de tal manera que quede un 70%-80% de alcohol, y un 20%-30% de agua.
Pero si aún así tenemos una piel sensible o heridas y no queremos arriesgarnos, es recomendable el uso de jabones y productos especialmente diseñados para la aplicación cutánea.

5. Composición del alcohol isopropílico

La composición del alcohol isopropílico se puede expresar de diferentes formas, siendo estas las principales fórmulas:

  • Fórmula estructural
alcohol de quemar composicion
  • Fórmula semidesarrollada: CH3CH(OH)CH3
  • Fórmula molecular: C3H8O

Su fórmula y composición es muy similar a la del alcohol propílico o 1-propanol (CH3CH2CH2OH), pero no deben confundirse ya que son compuestos diferentes.

6. Diferencia entre alcohol isopropilico y alcohol 96

La diferencia principal entre el alcohol isopropílico y el alcohol 96 (alcohol etílico o etanol) está en su composición química. El etanol tiene mucha semejanza con el agua, por lo que mediante métodos simples de separación no se puede separa el alcohol 96 o etílico del agua al 100%. De ahí su nombre, 96 partes de alcohol etílico y 4 partes de agua.

En cuanto a usos se debe ser prudente, ya que no se deben utilizar el alcohol 96 y el isopropílico indistintamente. El alcohol etílico, a diferencia del isopropílico es mucho más agresivo y se utiliza como:

  • Bactericida
  • Antiséptico
  • Disolvente industrial
  • Disolvente para barnices y pinturas
  • Medio para reacciones químicas

Por tanto podemos concluir que cada tipo de alcohol tiene unos usos y unas propiedades distintos que conviene conocer antes de aplicar uno u otro.


Quizás pueda interesarte…